Claves para erradicar el castigo físico en niños

Leyes integrales y cambios sociales son clave para erradicar el castigo físico que sufre 1 de cada 2 niños en América Latina y el Caribe

Solo 10 países de América Latina y el Caribe cuentan con una prohibición total del castigo físico contra niños y niñas.

La Convención sobre los Derechos del Niño obliga a los Estados partes a prohibir y eliminar todo tipo de violencia ejercida contra los menores de edad, incluido el castigo corporal y tomando en consideración todos los espacios en los que viven, incluso en el hogar. Sin embargo, en América Latina y el Caribe, casi la mitad de los niños y niñas experimenta castigo físico y solo 10 países, entre los que no hay ninguno del Caribe, cuentan actualmente con legislación que prohíbe totalmente el castigo físico contra niños, niñas y adolescentes.

En la región, Argentina, Bolivia, Brasil, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela son los países que tienen una legislación específica para prohibir el castigo corporal en todos los ámbitos, entre los que se incluye: el hogar, la escuela, centros de cuidado alternativo e instituciones penales.

“Una legislación integral y adecuadamente financiada es imprescindible, pero no es suficiente para erradicar la intolerable violencia contra niños y niñas. En América Latina y el Caribe 2 de cada 3 niños y niñas menores de 5 años son víctimas de distintas formas de violencia en su hogar. Esta realidad nos debe estremecer, conmover y comprometer.  Por ello, los cambios sociales y de comportamiento en las familias y las comunidades, así como la implementación de políticas multi-sectoriales e interculturales, con perspectiva de género y enfoque de derechos humanos son fundamentales para promover una crianza positiva y para garantizar a cada niño y niña una vida libre de violencia” aseguró María Cristina Perceval, Directora Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, a lo que añadió: “UNICEF hace un urgente llamado  a los gobiernos de la región para que aseguren la prohibición total del castigo físico en todos los ámbitos”.

La exposición a la violencia, el abuso y la negligencia durante la primera infancia tiene un impacto directo para el resto de la vida. Según un reciente análisis realizado por UNICEF sobre datos oficiales de 17 países de la región, las niñas y niños expuestos a castigo corporal severo tienen 2,4 veces menos probabilidades de tener un desarrollo adecuado en la primera infancia, mientras que la exposición a la disciplina violenta aumenta 1,6 veces el riesgo de que una niña o un niño muestre comportamientos agresivos hacia otros niños o adultos.

En los países del Caribe, la aceptación del castigo corporal como método de disciplina es casi 3 veces mayor que en los países de América Latina. La exposición a la violencia, el abuso y la negligencia durante la primera infancia tienen un impacto para el resto de la vida. Sin embargo, 2 de cada 3 niñas y niños menores de 5 años son regularmente sujetos a la disciplina violenta (agresión emocional o castigo corporal) en el hogar y la proporción de niños y niñas de 3 y 4 años que tienen un desarrollo adecuado para su edad es menor entre aquellos expuestos al castigo corporal, y mucho menor para los que están sujetos a prácticas severas de castigo físico.

Por otro lado, 1 de cada 10 adultos en América Latina y el Caribe (11%) considera al castigo físico como una herramienta adecuada para educar a los niños y niñas. En los países del Caribe, la aceptación del castigo corporal como método de disciplina es casi 3 veces mayor que en los países de América Latina. Las medidas de disciplina positiva deben ser enseñadas y promovidas para contribuir con el cambio de actitudes y comportamientos dañinos razón por la cual deben ser abordadas desde una perspectiva de política pública.

UNICEF hace un llamado a los gobiernos de la región para asegurar la prohibición total del castigo físico en todos los ámbitos; apoyar la implementación de programas y políticas multi-sectoriales para promover una crianza positiva; promover normas, valores y mecanismos comunitarios que apoyan una crianza sin violencia; y generar datos y evidencia para informar las políticas y medir los progresos hacia la eliminación de la disciplina violenta.


Autor:

Marisol Quintero
UNICEF Oficina Regional América Latina y el Caribe

—————–

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles para llegar a los niños y niñas más desfavorecidos del mundo. Para salvar sus vidas. Para defender sus derechos. Para ayudarles a alcanzar su máximo potencial.

Para obtener más información sobre UNICEF y su labor en favor de los niños, visite http://www.unicef.org/lac

3 Comentarios

  • Rosa Riveros

    Me parece inaudito que Chile no esté entre los países que cuenten con legislación en contra de la violencia hacia los niños, pero más inaudito que mujeres inhábiles para ser madres traigan niños al mundo por prohibirse aún en muchas partes la pastilla del día después o el aborto, por ejemplo. La educación parental es posible en los planes educacionales y sociales. La desigualdad cultural tiene a la base las diferencias económicas abismantes. Hay mucho por hacer.

    Responder
  • Rubén

    Ante la inminente situación se debe tomar una postura crítica que cuestione la educación como principio básico y universal formador de padres y madres aptos para una crianza en óptimas condiciones para los niños, que en un futuro serán padres competentes.Sin dejar a una lado también tener en cuenta un sentido de la responsabilidad universal, que no solo se limite a las personas que interfieren en nuestras vidas sino que vaya más alla de los límites abstractos que no nos dejan comprender la dimensión de la situación ante el dolor ajeno de los otros.

    Responder
  • Elizabeth Munoz

    Muy buen material y buen aporte, gracias por compartirlo siempre es bueno…

    Responder

Escriba un comentario