¿La Educación Virtual es real?

Educación a distancia

Entendemos que la educación a distancia es un sistema formativo capaz de generar procesos de desarrollo integral del ser humano incluyendo, por supuesto el desarrollo de conocimientos mediante el uso de estrategias específicas apropiadas para tal metodología. Al referirnos a la educación a distancia como un sistema, se busca resaltar que consta de un complejo y organizado grupo de elementos y relaciones (estudiantes-estudiantes, estudiante-tutor, estudiantes-medios y recursos) que busca satisfacer las necesidades de la comunidad educativa. En dicho sistema, existe la necesidad imperiosa de evaluar los medios tecnológicos, recursos y estrategias utilizadas para llevar a cabo procesos de enseñanzas y aprendizajes de tal forma que se conviertan en “potencializadores” de los procesos educativos y no en desmotivadores, lo cual sucede cuando el estudiante no se motiva, no se familiariza y en general no se siente lo suficientemente a gusto con el proceso.

Sumado a lo anterior, podríamos resaltar con Cirigliano (1983)  que la formación a distancia posee unas características específicas en relación con el lugar (los sitios para el aprendizaje no están determinados, la espacialidad es abierta y mayor), el número de personas a atender (potencialmente todos podrían ingresar), los métodos (se aprovechan diferentes modos de aprender con ayudas efectivas provenientes de las tecnologías de la información), la información (es prácticamente infinita la cantidad de información a la que puede tener acceso el estudiante), el tiempo (el estudiante organiza los tiempos de acuerdo con sus intereses y disponibilidad).

Noción de lo virtual

Lo virtual bajo la mirada de un especialista en el tema como lo es Pierre Lévy, considerado el filósofo del Ciberespacio y que en su libro Qu’est-ce que le virtual? (¿Qué es lo Virtual?, en la edición en español) afirma:

“Lo virtual, en un sentido estricto, tiene poca afinidad con lo falso, lo ilusorio y lo imaginario. Lo virtual no es en modo alguno, lo opuesto a lo real, sino una forma de ser fecunda y potente que favorece los procesos de creación, abre horizontes, cava pozos llenos de sentido bajo la superficialidad de la presencia física inmediata”.

Si la oposición entre lo real y lo virtual no puede concebirse, entonces nos queda desentrañar el verdadero sentido de lo virtual. La palabra, de acuerdo con la Real Academia Española (RAE) proviene del latín Virtualis que a su vez se deriva de virtus, que viene a significar “fuerza”, “potencia”. Lo potencial es algo que está latente y que puede llegar a manifestarse mediante una dinámica que progresivamente va de la posibilidad a su realización o actualización. Para Lévy (1999), lo virtual es aquello que existe en potencia, pero no en acto. Hemos de recurrir, entonces, a la clásica teoría aristotélica que distingue el acto de la potencia: el acto es lo que se es, en tanto que la potencia es aquello que se puede llegar a ser: es la fundamentación de la teoría del movimiento. El acto encarna la potencia y la potencia tiende a actualizarse. Así, pues, lo virtual se opone no a lo real sino a lo actual, en cuanto que es una forma de realidad no “actualizada”. Lévy (1999:11) lo resume así: A diferencia de lo posible, estático y ya constituido, lo virtual viene a ser el conjunto problemático, el nudo de tendencias o de fuerzas que acompaña a una situación, un acontecimiento, un objeto o cualquier entidad y que reclama un proceso de resolución: la actualización.

En relación específica a la discusión sobre la realidad de la educación virtual, mediante una entrevista del diario El País (edición electrónica www.elpais.com) realizada en abril del 2008 a Martin Dougiamas creador Moodle, una de las plataformas de enseñanza virtual más difundidas a nivel mundial, presenta la siguiente afirmación: “… la educación virtual es real, que quede claro. Usamos un medio de comunicación, pero la educación es real. Aunque las cosas sucedan en la pantalla o en el teléfono, son reales”[1]

Educación Virtual

Establecer una definición mundialmente aceptada sobre educación virtual resulta, por el momento, una labor compleja por la novedad conceptual y en materia educativa. Silvio, José (2000) en su artículo Calidad y sostenibilidad de la educación virtual afirma: Todos conocemos la distinción entre educación presencial y a distancia, pero la diferencia entre educación virtual y no-virtual requiere más elaboración porque son términos más nuevos, sujetos a más equívocos e interpretaciones ambiguas.

“La educación virtual se define en el contexto de los nuevos ambientes telemáticos que hacen posible la comunicación humana mediada por el computador y algunos dispositivos electrónicos, lo cual acorta la distancia entre la enseñanza y el aprendizaje ya que, gracias a este nuevo modelo de interacción global, profesores y estudiantes pueden compartir todo tipo de mensajes educativos en tiempo real o en forma asincrónica. La educación virtual se ubica, por tanto, en el ciberespacio generado por Internet o en prolongaciones de esta como el trabajo adelantado en computadores con unidad de multimedia, no necesariamente conectados a Internet en este instante”[2].

 

___________________

[1]  Molist, Mercè (2008, 04 de diciembre). Dougiamas, creador de Moodle: “Internet cambia cómo se educa” [en línea].  Recuperado  http://bit.ly/2osBwQN

[2] Uno de los primeros trabajos de conceptualización en torno a la educación virtual, fue el elaborado en el marco del proyecto IESAD de la Universidad Nacional Abierta de Venezuela con los auspicios del Centro Regional de Educación Superior para América Latina y el Caribe, CRESALC-UNESCO, elaborado por los profesores José Ramón Ortiz y Clara Marina Rojas, publicado en 1996 bajo el título Las nuevas tecnologías y sus posibilidades para la educación a distancia en América Latina y el Caribe. Citado por Arboleda Toro, Néstor (2005) p.72.4

*************************

Arboleda Toro, Néstor. (2005) ABC de la Educación Virtual y a Distancia. Bogotá: INTERCONED – UNESCO, p.p. 320

Cirigliano, Gustavo. (1983). La educación abierta. Buenos Aires: Ateneo.

Lévy, Pierre. (1999) ¿Qué es lo virtual? : Buenos Aires. Paidós Ibérica, P. 7.

Escriba un comentario